cabeceraNivelesLas Técnicas de Activación Muscular (MAT) son unas técnicas altamente específicas que aportan solución a muchos de los problemas músculo-articulares.
Tiene como principal objetivo la valoración, identificación y corrección de desequilibrios musculares, disminuyendo así las sobrecargas musculares, el exceso de tensión, el desgaste articular y los dolores.

MAT se fundamentan en ciencias afines al sector profesional del entrenamiento como son la anatomía funcional, la ingeniería articular, la biomecánica, la neurofisiología, etc. Dándonos todas estas ciencias una base de conocimiento para alcanzar una alta especialización en la mecánica muscular, es decir, en cómo funciona nuestra musculatura y en cómo responde y tolera el estrés a la que es sometida durante actividades del día a día, del ejercicio físico o del rendimiento deportivo.
Por tanto, el objetivo es hacer de tu sistema muscular una maquinaria que funcione óptimamente, para alcanzar una mayor estabilidad y salud articular y con ello una disminución y/o eliminación de muchos síntomas asociados a un inadecuado funcionamiento de nuestra musculatura (como el exceso de tensión, las sobrecargas musculares, el desgaste articular, los dolores, etc.)

¿Por qué MAT ES DIFERENTE?

reajuste-neuromuscular-02MAT parte de un razonamiento cognitivo que tiene una visión revolucionaria para afrontar las disfunciones músculo-articulares, siendo esta perspectiva muy diferente de lo que hasta el momento hemos podido ver.
En otros sectores del campo de la salud tienen a la tensión muscular como la causa del problema, pero las técnicas de activación muscular buscan la causa en la debilidad neuromuscular y en la denominada “inhibición muscular” y se considera la “tensión muscular” como secundaria a esa debilidad, es decir, hay musculatura que aumenta su tensión porque hay otra que se ha inhibido y está debilitada, dando lugar a un reparto alterado de la tensión y la función.

Para MAT la musculatura se tensa más de lo debido como un mecanismo de protección del sistema nervioso reflejo. Esta tensión se da para protegernos de posiciones de inestabilidad articular causadas por la debilidad neuromuscular.

Por lo expuesto, no nos vamos a centrar en la musculatura tensa, ya que no consideramos lo más adecuado centrarse en el síntoma, porque estaríamos eliminando el mecanismo de protección sin asegurarse que la causa (debilidad muscular) haya sido localizada y eliminada, por lo tanto, nos centraremos en la inhibición muscular-debilidad neuromuscular considerada como causante de los desequilibrios.

Al corregir la debilidad neuromuscular, el cuerpo gana en estabilidad, lo que provoca una inmediata relajación de la musculatura tensa, ya que ésta no tiene que proteger la articulación donde antes existía inestabilidad. El resultado final es una mejora en la estabilidad y en la movilidad.

En las formas tradicionales de terapia se puede incrementar la movilidad, aunque, si la debilidad está aún presente, el cuerpo continúa sintiendo la necesidad de protegerse y la musculatura volverá a tensarse.

ESPECIALIZACION EN LA FUNCIÓN MUSCULAR ¿Por qué?

Porque la función de la musculatura es determinante para controlar la estabilidad de las articulaciones. Es por esto, por lo que buscamos donde está el desequilibrio muscular, es decir, donde están los músculos que no se contraen de forma adecuada. Ya que esta situación dará lugar a inestabilidad articular, alteración del control motor y con ello patrones alterados de movimiento, todo lo que nos llevará a agravar la situación y provocar sobrecargas musculares, aumentos de tensión, mayor desgaste articular, e incluso llegar a lesionar algún tejido.

¿Qué CAUSA LA INHIBICIÓN NEUROMUSCULAR?

En nuestro día a día nos enfrentamos a multitud de situaciones que pueden provocar la inhibición de nuestros sistema neuromuscular, entre ellos podemos destacar un traumatismo, el estrés o exceso de uso de alguna estructura de nuestro organismo, el ejercicio físico mal realizado, mantener malas posturas, el estar mucho tiempo sentado delante de un ordenador, transportar o cargas objetos pesados, el conducir durante horas, etc.

FASES del PROCESO

El proceso abarca varias fases dentro de la misma sesión y diferentes etapas durante el transcurso de las sesiones.

La duración vendrá determinada por el grado de complejidad y la situación individual de caso en particular, necesitando un tiempo suficiente para generar los cambios que optimicen tu sistema neuromuscular.

Además de las sesiones presenciales, el proceso incluye un programa personalizado de ejercicios correctivos específicos a cada situación.

Por último, y una vez logrado el objetivo, deberás mantener los éxitos conseguidos para de esta manera evitar recaídas.

Las sesiones de Activación Muscular constan de varias fases:

  • 1º. Una valoración inicial para detectar los posibles patrones alterados de movimiento, la alteración en el control motor y las inhibiciones neuromusculares.

Desde un punto de vista biomecánico, valoramos la interrelación entre las diferentes articulaciones de nuestro cuerpo y como la alteración en alguna de ellas puede afectar al resto.

  • 2º. Reajuste de las inhibiciones detectadas.

Una vez detectadas las inhibiciones procederemos a restablecer su funcionamiento óptimo a través de técnicas altamente especializadas en la función neuromuscular.

  • 3º. Refuerzo neuromuscular de la musculatura inhibida.

En esta fase se refuerzan las zonas vulnerables detectadas durante la valoración y reajustadas en la fase anterior, mejorando el control motor, reajustando los patrones alterados de movimiento, y aumentando así la capacidad de tolerancia de dichas zonas para que puedan soportar una cantidad de estrés cada vez mayor aumentando, optimizando la función motora, la movilidad y la estabilidad articular.

reajuste-neuromuscular-01

LOS RESULTADOS

Con MAT corregimos los desequilibrios musculares y optimizamos la función del sistema neuromuscular, mejorando de esta manera el control motor y permitiendo patrones de movimiento adecuados, lo que nos aportará mayor estabilidad y salud articular.Todo ello nos permitirá minimizar los dolores, el desgaste articular, las sobrecargas, el exceso de tensión y las molestias. Alcanzando una mejor movilidad, eficacia técnica y mayor rendimiento en las diferentes competencias deportivas.

¿Qué situaciones son susceptibles de beneficiarse de MAT?

  • 1. Readaptación de lesiones

    ACELERA TU PROCESO DE RECUPERACION…

    Cuando sufrimos una lesión, determinados tejidos pueden afectarse o dañarse, como por ejemplo: el músculo, el disco, el ligamento, el tendón, el cartílago, etc.
    Nuestro organismo ante esta situación se protege con la intención de preservar la integridad de la zona lesionada, mientras esta situación persista, se mantendrá la limitación de movilidad, alteración en el control motor, el patrón de activación muscular, etc., todo ello acompañado normalmente de dolor y de limitación funcional.

    Con MAT te ayudaremos incrementar la velocidad del proceso de recuperación. Optimizando el sistema neuromuscular, aportaremos al organismo una ambiente más favorable que contribuya positivamente en el proceso de recuperación de la lesión y te ayudará a minimizar la posibilidad de recaídas en las zonas afectadas. Permitiendo retomar las actividades diarias o el entrenamiento de manera más rápida.

  • 2. Post-operatorios

    ELIMINA LAS SECUELAS DE LA OPERACIÓN Y RECUPERA TU ESTADO OPTIMO…

    Hemos de tener en cuenta que cada vez que se realice una operación, se producen daños mecánicos en diferentes tejidos (ligamentos, tendones, discos, músculos, etc) muchos de los cuales son responsables de la estabilización articular, y al no estar al 100% dan lugar a compensaciones, donde se alterara la respuesta muscular por diferentes mecanismos reflejos, modificando la capacidad de movimiento y la confianza y seguridad durante el mismo.

    En estas situaciones es imprescindible reajustar la función muscular óptima que estabiliza la articulación afectada, para acelerar la estabilidad articular y eliminar las alteraciones de control motor propias de estas situaciones, todo lo cual mejorara la movilidad, agilizará el proceso de recuperación y te ayudará a minimizar la posibilidad de recaídas en las zonas afectadas. Recobrando antes tu ritmo de vida o de entrenamiento.

  • 3. Dolor de Espalda

    ELIMINA EL DOLOR DE TU ESPALDA, reforzando tu función muscular…

    De sobra es conocido el aumento de problemas de columna vertebral hoy en día, (sobrecargas, contracturas, listesis, protusiones, hernias, etc.).Una gran cantidad estos problemas son debidos a la alteración de la función de nuestros músculos.

    La columna vertebral está sometida a estrés durante todo el día por diferentes motivos:

    – El permanecer mucho tiempo sentado o de pie en posiciones inadecuadas.
    – Conduciendo durante muchas horas.
    – Manipulando y/o transportando cargas pesadas.
    – Realizando nuestro ejercicio físico favorito.
    – O simplemente en la manera en la que descansamos (viendo la televisión, leyendo, durmiendo, etc.).

    Todas estas situaciones debilitan nuestra musculatura haciendo la espalda más vulnerable y susceptible de dolor. Llega un momento que este estrés al que es sometida nuestra columna sobrepasa su capacidad de tolerancia y entonces se altera la capacidad de control de nuestros músculos, provocando que unos se tensen demasiado y otros muy poco, dando lugar a la aparición de los dolores.
    La optimización de la función muscular ayudará a tus problemas de espalda.

    http://tressport.es/stuart-mcgill-the-ultimate-back-de-la-rehabilitacion-de-la-columna-al-alto-rendimiento/

  • 4. Rendimiento deportivo

    ENTRENA Y COMPITE CON TUS RECURSOS OPTIMIZADOS AL MÁXIMO…

    En las diferentes modalidades de rendimiento deportivo, nuestro organismo es sometido a un elevado nivel de exigencia física, pudiendo en algunas situaciones superar la capacidad de tolerancia y adaptación de nuestros tejidos y músculos (existiendo un riesgo potencial de lesión). Estas situaciones dan lugar a inhibiciones neuromusculares, lo que alterará el control motor, conduciéndonos a un ciclo negativo, donde recuperaremos más lento, disminuyendo así nuestra capacidad de generar fuerza, distorsionaremos la técnica deportiva, todo lo que provocará un deterioro del rendimiento deportivo y un aumento del riesgo de lesión.

    Es por ello que una optimización de la función muscular te permitirá:

    – Aumentar tu rendimiento.
    – Acelerar los periodos de recuperación.
    – Mayor calidad en los entrenamientos.
    – Mayor continuidad de entrenamiento.
    – Prevenir el riesgo de lesión, etc.

  • 5. Dolores (contracturas, tendinitis, sobrecargas, etc)

    ELIMINA TU DOLOR, mejorando el funcionamiento de tus músculos…

    Nuestro organismo está sometido continuamente a situaciones que pueden desencadenar en dolor, inestabilidad y procesos inflamatorios. Recordemos que el dolor es la máxima expresión que tiene el organismo de/para hacernos conscientes de que algo anómalo está sucediendo en nuestro cuerpo. Es un sistema de alarma que se activa cuando hay un daño. Por lo tanto, en muchas ocasiones es un síntoma y no una causa.

    Normalmente el dolor aparece después de una “disfunción neuromuscular” (causa) por lo que reajustando o corrigiendo esa disfunción incidiremos sobre la mejora del dolor.

    Desde nuestra perspectiva del “dolor”, este está causado por una debilidad e inhibición neuromuscular, alterando el control motor y provocando patrones alterados de movimiento, lo que nos llevará a aumentos de tensión, contracturas, tendinitis, sobrecargas y si no ponemos solución a una lesión más grave. Por tanto, deberemos encontrar la causa, ya que si trabajamos sobre el síntoma, con el tiempo volverá a aparecer.

    http://tressport.es/dolor-e-inhibicion-neuromuscular-alteracion-del-control-motor/

  • 6. Artrosis y envejecimiento... Desgaste articular

    AUMENTA TU CALIDAD DE VIDA…AÑADE MÁS VIDA A TUS AÑOS…

    Los procesos de desgaste articular llevan consigo el dolor y en algunas ocasiones procesos inflamatorios. Con las Técnicas de Activación Muscular podemos incidir en estos procesos reduciéndolos, incluso pudiendo recuperar articulaciones inestables.
    Nuestros músculos están diseñados para estabilizar y controlar las articulaciones, cuando no pueden estabilizar las articulaciones de forma adecuada, entonces habrá un desgaste anormal de las superficies articulares, las cuales con el tiempo pueden evolucionar hacia condiciones degenerativas.
    Cuando a través MAT mejoramos la capacidad de estabilizar la articulación por parte de nuestra musculatura se reduce el desgaste articular al conseguir una articulación más eficiente. Mejorando de esta manera los procesos inflamatorios propios de estas situaciones y ayudando a reducir los dolores.

  • 7. Salud Prevención de lesiones Fitness

    EVITA LAS INTERRUPCIONES DE TU ENTRENAMIENTO…

    En muchas de las situaciones que provocan lesión o dolor como sobrecargas, contracturas, etc., previamente se han producido inhibiciones neuromusculares asintomáticas, es decir, inhibiciones que no provocan dolor, pero si alteran el control motor y los patrones óptimos de movimiento, lo cual genera una alteración de la función de los músculos que se encargan de una tarea en concreto. Todo ello con el paso de tiempo se irá agravando hasta que, si no se reajusta, empezarán las molestias, luego los dolores y si forzamos la situación podremos incluso lesionar algún tejido.

    Con la valoración que realizamos a través de las Técnicas de Activación Muscular podemos anticiparnos a una potencial lesión, ya que si detectamos que musculatura está inhibida podremos reajustarla y reforzarla antes de que aparezca el dolor o la lesión. Permitiendo de esta manera mayor continuidad en tu día a día o en tus entrenamientos ya sea con finalidad lúdica o de rendimiento.


¡TÉCNICAS DE ACTIVACIÓN MUSCULAR!

MAT