• OBESIDAD Y EJERCICIO FÍSICO VISTO DESDE LA PERSPECTIVA DARWINIANA.(Profesor D. José Enrique Campillo).

    OBESIDAD Y EJERCICIO FÍSICO VISTO DESDE LA PERSPECTIVA DARWINIANA.(Profesor D. José Enrique Campillo).

    El pasado mes de febrero componentes de Tressport tuvimos el privilegio de asistir a la conferencia impartida por el profesor D. José Enrique Campillo; doctor y catedrático en fisiología por la Universidad de Extremadura.

    Desde hace años sus inquietudes investigadoras se han centrado en aspectos de la diabetes, nutrición y del ejercicio físico, eso sí, tratada desde una visión muy particular, desde la perspectiva de la medicina Darwiniana o Evolutiva.

    Para entender todo esto tendríamos que empezar diciendo en que consiste la medicina Darwiniana:

    “ lo que hace esta es enlazar las ciencias de la salud como; la medicina, nutrición, la ciencias del deporte aplicada a la salud con la biología evolutiva, paleo -antropología, genética, microbiología, anatomía etc, las integra a todas para estudiar la enfermedad y su prevención desde esta perspectiva.”

    La base de su estudio  como nos explica el profesor es la Evolución Humana y es a ella a la que vamos a hacer referencia:

    Nuestra evolución comenzó hace 8.000.000 millones de años cuando nos separamos de los simios, concretamente del chimpacé. El mecanismo básico que hace que a lo largo de millones de años se vaya produciendo la evolución es la aparición de pequeñas mutaciones que van surgiendo espontáneamente. Esas mutaciones que han subsistido han hecho que nuestros organismos estén diseñados para unas situaciones; de escasez de alimentos y de elevada actividad física. Para la medicina Darwiniana la obesidad no es otra cosa que  la consecuencia entre ese diseño evolutivo y la forma de vida de nuestras sociedades desarrolladas actuales; sedentarias y opulentas.

    Veamos algunas de estas mutaciones que sufrieron nuestros antepasados y que permanecen actualmente:

    • Al faltarle a nuestros ancestros a finales del Mioceno el principal componente que ingerían que era la fructosa, estos tuvieron que desarrollar un mecanismo para acumular energía a través de la misma cuando existían largos periodos de escasez. El Hígado se convirtió  en un perfecto  transformador de la fructosa en triglicéridos. En definitiva el metabolismo hepático de la fructosa permitió obtener todos los nutrientes necesarios y acumular grasa para los periodos de hambruna.
    • La pérdida de la enzima  L- Go (L gluconato oxidasa). La especie humana perdió la capacidad de fabricar a partir de la glucosa  uno de los principales antioxidantes, el ácido ascórbico (la vitamina C). Existiendo una correlación negativa entre  niveles bajos de vitamina C en plasma y aumento de la diabetes y la adiposidad.
    • Pérdida del gen de la URICASA, enzima que degrada el ácido úrico, manteniendo niveles elevados de ácido úrico en sangre. Siendo este, un potenciador del efecto de la fructosa sobre los triglicéridos.

    Como nos sigue explicando el profesor de una manera muy amena, ya en el año 1962 el genetista americano  J.V Neel  estudió  que nuestros antepasados solo hubieran podido sobrevivir a estos millones de años de penuria alimentaria a través de una serie de mutaciones  ahorradores y que le llamo el “genotipo ahorrador”.

    Pongámonos en situación: imaginemos una etapa como el Plioceno, con una alimentación precaria, por lo tanto con largos periodos de ayuno a lo largo de miles y miles de años, surge la necesidad de acumular reservas de energía y que a través de unas mutaciones genéticas les permitiera unos cambios en las rutas metabólicas y esto les ocasionara unas ventajas de supervivencia.

    Pero, ¿Cuáles son las principales mutaciones que caracterizan al genotipo ahorrador?

    • Genes relacionados con la ingestión de alimentos (gen receptor de la leptina)
    • Genes que aumentan la eficacia en la absorción y acumulación de lípidos.
    • Genes que regulan la estimulación  de la síntesis adiposa de triglicéridos.
    • Genes del ahorro del gasto de energía (regulación termogénica).

    Para no extendernos más, en la actualidad  hay identificados por los genetistas  más de 30 genes ahorradores.

    Como conclusión a esta conferencia los componentes de TRESSPORT llegamos a comprender mejor porque la especie humana entre otras características tiene una gran tendencia a acumular grasa. Que la obesidad es una enfermedad difícil de tratar, sin lugar a dudas, pero que gracias a trabajos como los del profesor D. José Enrique Campillo nos acercará más a conocer como poder ayudar a los demás desde la Ciencia del deporte.

    ……..METABOLIC  QUALITY TRAINING….

     

3Comments
  • Posted by James on 12/05/2017 at 19:33

    You are my inspiration , I have few web logs and very sporadically run out from to brand.

    Reply
  • Posted by James on 13/10/2017 at 14:52

    Hi there. Merely desired to question an instant dilemma.

    Reply
  • Posted by James on 01/12/2017 at 14:03

    I’m curious to uncover out what blog system youre employing? Im experiencing some small security troubles with my latest weblog and Id like to locate something more safeguarded. Do you’ve any recommendations?

    Reply

Leave a reply

Cancel reply